Amador Padilla confía en Dios por completo

La vida del presentador Amador Padilla cambió debido a una estafa y a una enfermedad. Su fe en Dios y en el amor de su esposa Mónica Hernández lo ayudan.

Por Redacción Vea

01 de marzo de 2023

Amador Padilla es conocido por haber sido durante varios años uno de los presentadores del programa Bravíssimo, junto a su esposa Mónica Hernández, fue también una de las voces más importantes de la radio y se posicionó como el animador estrella de eventos en todo el país. Una situación estresante y una enfermedad hicieron que su vida diera un giro drástico. El bogotano lleva hoy una vida en calma, lejos de los medios, pero eso sí, trabajando en lo que le gusta y siempre rodeado de lo que más ama, su esposa, su familia y Dios.

Te puede interesar: A Colin Farrell el mal de su hijo, el síndrome de Angelmal, sacó lo mejor de él

Sigue a la Revista Vea en WhatsApp
Amador Padilla y su esposa Mónica Hernández viven actualmente en Roldanillo, Valle del Cauca.

Amador Padilla y su esposa Mónica Hernández viven actualmente en Roldanillo, Valle del Cauca.

Fotografía por: Archivo personal

Amador y Mónica viven actualmente en Roldanillo, en el Valle del Cauca, una idea que tenían en mente hace tiempo. “Después de la pandemia decidimos venirnos para acá, digamos que para tener un respiro, tranquilidad y poder trabajar en algunos proyectos desde aquí”. Por aquel entonces, Amador estaba atravesando un momento personal muy complejo, pues fue víctima de una estafa y perdió una gran suma de dinero. “Iniciamos un proceso judicial que ha sido muy lento, donde ellos ya se declararon culpables, pero ha sido muy desgastante y, entonces, eso me tenía bastante afectado”.

Te puede interesar: Brendan Fraser, estelar de La ballena, se sintió culpable por autismo de su hijo

¿Qué pasó con Amador Padilla?

Durante toda su vida, Amador fue deportista, corrió cuatro maratones, hizo el ascenso a la torre Colpatria y estuvo a punto de hacer el Ironman, pero en noviembre del 2021 comenzó a sentir unos fuertes dolores en las articulaciones y, con el tiempo, la situación fue empeorando. “Los dolores se empezaron a intensificar, le tenía miedo a que llegara la noche, porque yo sabía que donde me moviera un milímetro me iba a doler hasta el alma”.

Te puede interesar: “Me quería morir” Érika Zapata, de Caracol Noticias, reveló pasado de maltrato

Su vida poco a poco fue cambiando, y el dolor no le permitía hacer muchas cosas con normalidad. “Tengo un grupo de amigos, desde los del colegio, con los que hacemos viajes todos los años, y para ellos fue muy duro verme en el último que hicimos. En plena reunión me quedé encerrado en el baño, no sabía cómo abrir, las llaves se me quedaban abiertas, no me podía poner solo la ropa. Esto fue muy impactante para todos”.

¿Qué enfermedad tiene Amador?

Diez meses después de vivir estos difíciles momentos, Amador visitó finalmente al reumatólogo, quien le diagnosticó artritis, que en su caso se manifestó mucho más rápido debido al estrés y la carga emocional que vivió debido al proceso legal por la estafa. Inició el tratamiento que finalmente mejoró su condición y le permitió retomar muchas de sus actividades con normalidad, eso sí, con la enfermedad presente. Amador debe tener mucho más cuidado con su cuerpo, vigilar cada movimiento y reducir los esfuerzos físicos para mantenerse estable.

Te puede interesar: Antonio Sanint habla del diagnóstico de déficit de atención y cómo afectó su vida

Pero en medio de todo el proceso con su salud y con el asunto legal, Amador tiene en el Todopoderoso la relación que lo saca adelante cada día. Su fe en la promesa que Dios lo sanará completamente es lo que lo ayuda en esos días donde todo se complica, ÉL le mostró también que su esposa Mónica es la muestra de su amor en la tierra. “Es en el fuego donde uno sabe a quién tiene al lado, quién se derrite y quién está hecho de acero, y Mónica, ella es una mujer increíble”.

Sigue a la Revista Vea en WhatsApp
Este sitio usa cookies. En caso de seguir navegando se entenderá que usted ha otorgado una autorización mediante una manifestación inequívoca para su uso
Entendido